ETA y la amnesia selectiva

Ahora va a resultar que Aznar no dialogó con ETA. Que en los 439 días que van desde el 16 de septiembre de 1998 hasta el 28 de noviembre de 1999 en los que ETA no mató, el gobierno del PP no concedió el tercer grado a seis terroristas; no liberó por “motivos de salud” a Mitxel Sarasketa, el preso más antiguo de ETA condenado a cuarenta y un años por el asesinato de tres policías; no permitió regresar a España a trescientas cuatro personas vinculadas a ETA; y no acercó a ciento treinta y cuatro presos de ETA a cárceles en o próximas a País Vasco.

No, no pasó nada de todo esto. Como tampoco pasó que tales negociaciones, aunque llevadas en secreto, fuesen conocidas por los partidos de la oposición y que ninguno de ellos pusiera el menor obstáculo ni deslegitimase la labor del gobierno del PP por llevarlas a cabo. No ocurrió que el presidente Aznar hablase de ofrecer flexibilidad y generosidad a ETA si ésta demostraba querer la paz. Nunca sucedió que Aznar autorizase esos contactos y que Javier Zarzalejos (secretario general de la Presidencia del Gobierno), Ricardo Martí Fluxá (secretario de Estado de Interior) y Pedro Arriola (asesor político entonces de Aznar y ahora de Rajoy) se sentasen con la cúpula de la banda terrorista en la localidad suiza de Vevey el 19 de mayo de 1999 acompañados por el entonces obispo de Zamora Juan María Uriarte. Menos aún que fuese ETA y no el gobierno del PP la que rompiese las negociaciones de forma unilateral y que cuando esto ocurrió ningún partido del arco parlamentario hostigase al PP echándoselo en cara.

Como nada de esto se produjo nunca no es sorprendente comprobar que desde el PP se haga un ejercicio de coherencia rechazando todo diálogo con la banda terrorista a la que Aznar no llegó a denominar “Movimiento Vasco de Liberación Nacional”, la misma designación que nos revuelve las tripas a todos los españoles cada vez que la oímos. Así que no es de extrañar que políticos del PP que tuvieron responsabilidades públicas de primer nivel en el gobierno Aznar que no dialogó con ETA, carguen continuamente contra una negociación por parte del gobierno del PSOE de la que no existe constancia ni prueba alguna.

Nada de lo anterior está en las hemerotecas, así que no lo busquen, que a lo mejor lo encuentran.

La Nueva España, 20 de diciembre de 2005

Tagged with
This post was written by
Abogado y militante del PSOE de Gijón desde 1999. Inquieto. Crítico. Comprometido. Gran aficionado a la lectura. Padre y esposo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.