El Debate de las primarias

No voy a ocultar a nadie que mi candidato es Pedro Sánchez. Dicho esto como esta tarde y mañana ya habrá medios que os cuenten quién ha ganado yo os animaría a ver el debate porque tuvo su interés y así formar vuestra propia opinión que siempre será mejor que lo que otros podamos decir. Yo tras lo visto he llegado a las siguientes conclusiones:

1.- Susana Díaz no es buena debatiendo. No es ya que no avanzase ninguna propuesta y que se pasase el tiempo hablando de lo ganadora que es ella y de lo perdedor que es Pedro Sánchez. Es que parecía incapaz de dirigirse a Pedro Sánchez sin que se notase la antipatía que siente por él. Díaz podrá decir lo que quiera pero desde luego nadie que vea el debate se puede creer que ella unirá nada. Yo desde luego nunca la había escuchado tan extensamente como hoy y la impresión que me ha dejado ha sido muy pobre. Los dos momentos definitorios de su intervención fueron cuando dijo que “el partido está malito” y dirigiéndose a Pedro exclamó “no mientas, cariño”. Honestamente fue de vergüenza ajena. No puedo creer que ése sea el nivel para una persona que se presenta a secretaria general del PSOE. Y me sorprende que ese sea el nivel de una secretaria general de la Federación Socialista Andaluza y presidenta de Andalucía. Y de verdad prometo que entré a verla con curiosidad, no con prejuicios.

2.- Pedro Sánchez es sin duda el más telegénico de los tres. Tiene buena planta y ha mejorado notablemente en el discurso. Aguantó estoico los ataques sin perder la sonrisa y no dudó en devolver golpes cuando lo estimó necesario. Repitió varias de las ideas que se le pueden escuchar en los mítines como recuperar los valores del partido, el no a la abstención y la participación de la militancia. Los tres años de secretario general le han hecho ganar muchas tablas. Habrá que ver si la estrategia de ataque de Susana Díaz hace mella entre la militancia.

3.- Patxi López tenía un papel difícil en este debate y es que no se lo comieran los otros dos ya que un voto para López es un voto a la basura por mucho que se pretenda otra cosa. López intentó por todos los medios poner en valor su candidatura repitiendo machaconamente la idea de unidad. Y ése es el problema: que cuando hay dos modelos de partidos encima de la mesa lo normal es decantarte por uno de ellos, no por un candidato que te viene a decir que pasado el proceso colaborará con quien gane. Vamos, como si le diese igual quién gane mientras no sea él (que a lo mejor es el caso, claro). Después de lo visto hoy los seguidores de Patxi López deberían preguntarse si tiene sentido renunciar a participar en el proceso manteniendo su apoyo a López cuando su voto podría ser decisivo para la victoria de cualquiera de las otras dos candidaturas, la de Susana y la de Pedro. Aparte de lo anterior López tuvo uno de los, para mí, mejores momentos del debate cuando dijo que la identidad de con quien haces un pacto no te define, sino que lo que te define es el contenido del pacto, con lo que estoy totalmente de acuerdo. Por contra tuvo uno de los peores cuando dirigiéndose a Sánchez dijo “Pedro, ¿tú sabes lo que es una Nación?” y Pedro le contestó y debió hacerlo bien porque López no cuestionó la respuesta. A ver, de profesores en el PSOE andamos sobrados como para que nuestro secretario general venga a tomarnos la lección a la militancia. Y esa displicencia la repitió varias veces cuando afirmaba que aquello de lo que hablaban los demás candidatos no era el debate que interesaba al PSOE, o cuando despachó el tema del nacionalismo casi como irrelevante políticamente. Por no hablar de cuando se puso a dar lecciones sobre qué es ser socialista poniéndose como ejemplo.

Dicho esto yo tengo claro que el debate lo ganó Pedro Sánchez y si Patxi López no hubiese dedicado tanto tiempo a explicarnos lo que es ser socialista de verdad, podría haberlo ganado él. Un voto inútil que estaría mejor empleado en cualquiera de las otras dos candidaturas. Y queda claro para cualquiera que tenga ojos y oídos es que Susana Díaz no sólo no está preparada para el cargo al que aspira sino que tampoco para los que ya tiene. ¿No me crees? Mira el debate entero, reflexiona si Susana Díaz puede representar el socialismo del Siglo XXI y me cuentas.

This post was written by
Abogado y militante del PSOE de Gijón desde 1999. Inquieto. Crítico. Comprometido. Gran aficionado a la lectura. Padre y esposo.

Deja un comentario