Sobre la gratuidad en la educación de 0-3 en Asturias

Para que veáis cómo funciona la política, la de verdad, no la que se hace a golpe de tuit. Hoy quiero contaros de qué va realmente la discusión sobre las escuelas de 0-3 años entre PSOE y Podemos.
Como supongo sabréis hay escuelas infantiles de 0-3 en varias localidades asturianas. Su titularidad es municipal pero el profesorado lo paga el Principado de Asturias. Tarifas, procedimiento y requisitos de acceso del profesorado, sus condiciones laborales, etc, dependen de cada municipio. Evidentemente no tiene lógica ninguna y habría que homogeneizarlo de alguna forma, pero en todo caso lo que plantea Podemos en la negociación presupuestaria no es eso, sino que el servicio sea gratuito para las familias y se universalice.

Esta última exigencia de universalización ya la han retirado. Normal, por pura lógica no se puede universalizar de un día para otro un servicio que en la actualidad no cubre ni al 20% de las criaturas de 0-3 en Asturias. La construcción de centros para extender las escuelas infantiles tiene que ser progresiva, de hecho en los presupuestos se plantea la construcción de 7 nuevos centros (centros que no se construirán si no hay presupuestos) así que la voluntad de extender la cobertura está clara.
Pero Podemos insiste en la gratuidad. Por supuesto nada es gratuito, todo lo que recibimos gratis lo está pagando alguien: nosotros como sociedad, con nuestros impuestos. Eso no debería ser un problema, a fin de cuentas pagamos muchas cosas, la pregunta es si hoy por hoy sería justo prestar gratis ese servicio. Y la respuesta es no. Y hay varios motivos.

1.- Todos los estudios indican que esos primeros años lo más positivo para los pequeños es estar con su familia. En el mundo en que vivimos no siempre es posible, claro. Por eso se crearon las escuelas infantiles de 0-3 años, para ayudar a la conciliación en aquellas familias donde padre y madre trabajan (de ahí los horarios de estos centros), y se les dio además un sesgo educativo para que no fuesen un mero aparcamiento de niños, sino que fuese una experiencia productiva en su formación como personitas.

2.- El planteamiento originario del 0-3 era por tanto cubrir una necesidad de las familias trabajadoras que no podían atender a sus hijos. Por ese motivo se da preferencia en el acceso a las familias donde padre y madre trabajan, y por eso también las tarifas tienen en cuenta el nivel de ingresos de esos padres y madres. Así hay quien ya tiene el servicio gratuito pero también quien paga centenares de euros mensuales. Y en las condiciones actuales es normal que se haga esa diferencia ya que no todo el mundo tiene acceso a las escuelas infantiles pero sí que las sostenemos entre todos.

3.- Porque al final ése es el meollo del asunto. Menos de 1 de cada 5 criaturas de 0-3 disfruta de este servicio. Faltan plazas y eso es especialmente sangrante en los concejos asturianos pequeños donde ni siquiera hay escuelas infantiles. Todavía hay que extender la cobertura a muchos lugares de Asturias e incrementar el número de plazas. No podemos plantear seriamente que un servicio a cuyo acceso tienen preferencia familias donde padre y madre obtienen ingresos (algunos ingresos abultados), que deja fuera a muchas familias y que hay lugares en Asturias donde ni siquiera se presta, lo asuma íntegramente el Principado de Asturias (es decir, TODOS los asturianos). No es lógico ni justo que una persona que viva en Ibias o Candamo (donde no hay escuelas infantiles) o en Gijón u Oviedo (donde sí las hay pero no cubren la demanda) tenga que pagar con sus impuestos la gratuidad que disfrutan otros pero a la que él mismo, estando en su misma situación, no tiene derecho y debiendo además resolver por su cuenta su propio problema de conciliación.

4.- Las escuelas infantiles de 0-3 es un servicio que hay que hacer más asequible para las familias, pero, sobre todo, extenderlo a todo el territorio de Asturias porque sólo cuando todos los asturianos y asturianas tengan plaza para sus hijos podemos en justicia plantearnos en serio la gratuidad del servicio.

De momento el presupuesto para el próximo año pactado entre PSOE e IU reduciría a la mitad el coste del servicio para las familias y extendería la cobertura con siete nuevas escuelas infantiles. Todo eso para el próximo año si se aprueba el presupuesto, claro. A mí me parece que es sensato, es justo y está en el camino correcto. Por el contrario Podemos lo ve insuficiente y prefiere antes un presupuesto prorrogado con lo que ni habría siete nuevas escuelas infantiles ni las familias se ahorrarían la mitad de lo que están pagando en la actualidad. ¿Y a ti qué te parece?

This post was written by
Abogado y militante del PSOE de Gijón desde 1999. Inquieto. Crítico. Comprometido. Gran aficionado a la lectura. Padre y esposo.

Deja un comentario