La libertad provisional de Urdangarín

Ya sé que este post no va a ser popular pero alguien tendrá que decirlo. Hay mucha indignación en las redes porque Urdangarín no entre en prisión ni tenga que abonar fianza. Pues no hay razón para indignarse. La sentencia del juicio Noos no es firme y hasta que no sea firme hay razones tasadas para la prisión provisional y Urdangarín no las cumple. Yo he visto casos bastante más dudosos que el de Urdangarín, sobre todo por el riesgo de fuga, y los tribunales son muy reacios (y hacen bien) a ingresar en prisión a quien todavía podría recurrir y salir absuelto. El ingreso en prisión es un asunto serio y se debería aparcar, excepto casos excepcionales, para cuando la sentencia sea firme, que es lo que sucede casi siempre, también en este caso. Eso no significa que Urdangarín no vaya a entrar en prisión: si la sentencia deviene en firme en los términos actuales entrará y si no entra sí que habrá razón para la indignación. Pero hoy ha sido tratado como uno más como todos deberíamos ser tratados ante un tribunal. La injusticia no es que no entre hoy en prisión. La injusticia sería que hubiese entrado cuando otras personas en su misma situación no lo hacen hasta que la sentencia es firme y la suya todavía no lo es.

Más llamativo es que hace una semana salga la sentencia del caso Noos tras ocho meses de espera y hoy salga la sentencia de las tarjetas black caso que terminó hace tres semanas. Alguien en las altas esferas ha debido pensar que como las medicinas que saben mal mejor todo de un trago que a pequeñas dosis, que la gente puede calentarse más.

This post was written by
Abogado y militante del PSOE de Gijón desde 1999. Inquieto. Crítico. Comprometido. Gran aficionado a la lectura. Padre y esposo.

Deja un comentario