Previsiones políticas para 2015

Previsiones políticas para 2015

Faltan menos de dos meses para las elecciones municipales y autonómicas y seguimos en un escenario político cambiante. Cualquier previsión de qué puede pasar en los próximos meses-años es una opinión discutible. Aquí os dejo la mía que es mi pronóstico de cómo irán las cosas, no mi deseo ni mi esperanza desgraciadamente:

Partido Popular: perderá muchos votos pero hay que recordar que los resultados de 2011-2012 fueron en general extraordinarios para la derecha española. El PP puede tener una sangría enorme de votos y aun así ser el partido mayoritario en muchos de los municipios y autonomías que ya gobierna hoy. La diferencia, y no es una diferencia pequeña, es que perderá casi todas sus mayorías absolutas y tendrá que negociar con otras formaciones o confiar en que la izquierda sea incapaz de ponerse de acuerdo para formar mayorías de gobierno.

Partido Socialista: caerá algo más de lo que cayó en 2011-2012 y volverá a sacar los peores resultados de la historia desde la Transición. Un partido de pronunciado carácter municipalista se verá abocado a pactos casi en todas partes para gobernar, un trago difícil para un partido que hasta hace poco tiempo peleaba por mayorías absolutas. Pero el suelo está ahí y más bajo no caerá salvo que el partido se descomponga a nivel interno.

Izquierda Unida: la aparición de Podemos le va a hacer un roto que condicionará el futuro de la organización. Lo más previsible es un abandono de muchos de sus militantes que engrosarán las filas de Podemos mientras que un sector minoritario vinculado al Partido Comunista será fiel a las siglas convirtiéndose en un partido residual. Es difícil que el Partido Comunista, con tanta historia a sus espaldas, se disuelva y se integren sus miembros en Podemos. En cualquier caso Izquierda Unida será la primera víctima de Podemos.

UPyD: algo parecido le sucederá pero con Ciudadanos. La que iba a ser gran formación del centro ha terminando fracasando y la gran fuerza de la formación que era su lideresa Rosa Díez se ha convertido finalmente en su gran debilidad. Con sus militantes buscando acomodo en Ciudadanos, y unos medios de comunicación que sólo prestan atención a los líos internos de UPyD, al partido magenta le quedan dos telediarios para entrar en un proceso de disolución.

Podemos: el partido que más titulares ha acaparado en el último año se va a encontrar con su techo. Y es menos alto de lo que se pensaba. La estrategia de asaltar los cielos sobre la ola de la indignación ciudadana ya ha fracasado y sus líderes lo saben. El abandono de muchas de sus propuestas originales por políticas más pragmáticas están desilusionando progresivamente a sus bases y ni siquiera están captando nuevos apoyos. La alta exposición pública de sus líderes y el vapuleo mediático al que han sido sometidos les han acabado pasando factura. Por mucho que nos pongamos Pablo Iglesias Turrión parece un buen tío pero no es el líder carismático que Podemos necesitaría para dar el gran salto. Igual que la falta de cuadros con preparación es un gran hándicap que Podemos ha tratado de sortear recurriendo a activistas sociales y pescando militantes de otras formaciones. Y Podemos no es Syriza ni España es Grecia (o Venezuela). A Podemos le acabará fallando el momento político: llegan tarde. Los postulados de Podemos sólo pueden triunfar en un contexto económico de crisis y España empieza a salir de la crisis, o mucha gente lo percibe así lo que viene a ser lo mismo a la hora de votar. Syriza llegó al poder en Grecia sólo después del fracaso de los socialistas y de los conservadores y con un país hundido por la crisis y sin visos de mejora. No es el caso de España. El gran problema de Podemos es que el éxito les llegó por sorpresa y sin medios para gestionarlo. Con voluntarismo se puede llegar lejos, pero no lo suficiente para el objetivo que se han marcado. Sus resultados serán buenos pero a medio plazo preveo que en el mejor de los casos serán una Izquierda Unida vitaminada ocupando el lugar de ésta, pero no una auténtica alternativa de gobierno.

Ciudadanos: el nuevo partido de moda tomando el relevo a Podemos. Al contrario que Podemos sí tiene un historial político, aunque breve, en Cataluña. No es un historial muy lucido pero tampoco escucharemos mucho sobre ello en los medios de comunicación. Porque el gran valor de Ciudadanos es que los medios de comunicación lo han amamantado y catapultado como cortafuegos frente al vertiginoso crecimiento de Podemos. Es inaudito que un partido sin apenas implantación nacional hasta hace unos meses ronde el 20% de apoyo en algunas encuestas pero es el resultado inevitable de que los medios de comunicación te den cancha y que tus líderes den bien en la televisón y no cometan errores de bulto. Ciudadanos está llamado a ocupar un espacio de centro que estaba huérfano desde la desaparición del CDS. Curiosamente el mismo espacio que buscaba la Operación Roca en 1984 también nacida en Cataluña como Ciudadanos. Sinceramente sin un cambio en el sistema electoral me da la impresión que Ciudadanos corre el peligro de caer tan rápido como está subiendo en las encuestas. Si la economía y el empleo mejoran y los escándalos de corrupción se alejan los votos de derecha volverán al PP y entonces a Ciudadanos no le quedará suficiente espacio electoral para ser un protagonista del escenario político español. Por no hablar que en cuanto los grandes medios de comunicación les traten como a los demás partidos políticos lo van a pasar mal, y eso sucederá en cuanto remita el miedo que le tienen a Podemos.

En resumen:
– UPyD desaparecerá y su lugar será ocupado por Ciudadanos,
– Izquierda Unida se verá reducida a un núcleo duro alrededor del Partido Comunista mientras que la mayoría de sus votantes y militantes acaban en Podemos,
– Podemos acabará ocupando el espacio de Izquierda Unida aunque con mayor fuerza de la que ha tenido IU,
– Ciudadanos ocupará el centro político con un apoyo electoral que se asemejará al de los buenos tiempos del CDS, pero durarán lo que dure la bula de los medios de comunicación y esa bula caduca el mismo día que Podemos deje de ser visto como una amenaza,
– PSOE pasará todavía malos tiempos pero si resiste y es capaz de recomponerse mínimamente seguirá siendo el principal partido de la izquierda española aunque difícilmente volverá a depender sólo de sí mismo para gobernar con mayorías absolutas,
– PP seguirá siendo el partido más votado aunque perderá en el corto plazo una parte sustancial de su electorado que acabará en Ciudadanos. Sin embargo a medio plazo recuperará esos votos y hasta que ese momento llegue Ciudadanos se convertirá en la muleta que necesitará el PP para mantener todo o casi todo el poder político que ya tiene hoy.

José Antonio Garmón es abogado

This post was written by
Abogado y militante del PSOE de Gijón desde 1999. Inquieto. Crítico. Comprometido. Gran aficionado a la lectura. Padre y esposo.

Deja un comentario